Ver receta en el blog original: Cuchillito y tenedor.

Fabulosa salsa para la pasta, para acompañar una buena tortilla de patatas, las verduras, nuestras pizzas caseras y paninnis ... ¡¡¡Buenísima!!! Hay que aprovechar que los tomates y hortalizas han capturado todo el sol del verano y están en su mejor momento. Es mi salsa favorita y la que más utilizo en casa, la que más juego da en mi cocina.

Ingredientes 

-1 kilo y medio de tomates maduros.
-1 pimiento rojo.
-1 pimiento verde.
-1 diente de ajo.
-1 cebolla.
-Media berenjena.
-Aceite de oliva virgen.
-Sal.
-1 cucharadita de azúcar, pimienta, orégano y albahaca.


Preparación  

1- Hacemos una cruz en los tomates con un cuchillo afilado y los escaldamos durante 15 segundos en agua hirviendo, metiéndolos a continuación en agua fría. De este modo le retiraremos la piel con mucha facilidad.

2- Los cortamos en cubitos y reservamos.

3- Ponemos una sartén grande a fuego medio con algo de aceite de oliva virgen, el ajo y la cebolla cortada a pequeños cubitos. Cocinamos hasta que blanquee.

4- Añadimos los pimientos cortados en trocitos y la berenjena sin piel y troceada.

5- Salpimentamos, añadimos el azúcar, el orégano y la albahaca. Mezclamos y dejamos cocinar durante 10 minutos.

6- Agregamos los tomates cortados a cubitos que teníamos reservados y dejamos cocinar durante al menos media hora, añadiendo algo de agua si fuese necesario ( los tomates no siempre tienen la misma cantidad de zumo ). Las hortalizas deben quedar bien cocinadas y blanditas.

7- Trituramos con una batidora eléctrica nuestra salsa de pisto y la guardamos en un recipiente de cristal hermético hasta que se enfríe. Luego conservamos en frío.